Whisky on the rock: Qué es, cómo se prepara y mucho más

Whisky on the rocks
 
El whisky on the rocks es una de las formas de tomar esta bebida, pero no siempre parece estar claro ni cómo se prepara, ni cuál es su origen entre otros aspectos. Abordamos estamos cuestiones en los siguientes apartados.
 

Su origen

Origen Whisky on the rocks

Hay diversas teorías sobre quién fue el primero que usó el hielo para acompañar el whisky.

  • La primera comenta que fue el nortamericano Frederic Tudor (encargado de crear un sistema que le permitió conservar un bloque de hielo extraído de un río en invierno hasta el verano) el que combinó el whisky con algunos trozos de hielo.
  • La segunda, una de las más extendidas, apunta a la destilería escocesa William Grant & Sons. En su sede se cortaban bloques de hielo de gran tamaño con una sierra. Posteriormente, iban cortando piezas cada vez más pequeñas hasta que cupieran en un vaso al que le añadía whisky. Al parecer, esta combinación era una bebida refrescante que no tardó en convertirse en la favorita de los trabajadores.

A partir de estas teorías, la receta fue cada vez más conocida y generalizada.

Muchos indican que es una magnífica manera de apreciar el sabor de los ingredientes del whisky elegido y de resaltar sus aromas. Otros consideran que el hielo le aporta un matiz gustativo distinto al whisky.

¿En qué consiste?

Lo que te puede parecer que es la sencilla combinación del hielo con el whisky, no es una receta tan simple de preparar si se quiere obtener un resultado perfecto.

Toma nota de lo que te contamos en los siguientes apartados para sorprender a todo el mundo.

¿Cómo se prepara?

Para lograr que lo que vayas a beberte, o a ofrecer a tus invitados, mantenga el equilibrio entre el sabor del whisky y su temperatura, has de tener en cuenta una serie de factores de enorme importancia.

Veámos antes qué necesitas para prepararlo, y luego pasaremos a las recetas paso a paso.

¿Qué tipo de accesorios necesitas para obtener el mejor resultado?

Uno de los más importantes es el tipo de vaso en el que vayas a prepararlo. Debe ser ancho y no demasiado alto. Los más indicados son los llamados rock glass, old fashioned o lowball. Para el primer tipo debes usar los clásicos cubitos, para los restantes es mejor usar un trozo de hielo de forma esférica.

¿Hielo o piedras refrigerantes?

Hielo para whisky on the rocks

Es una de las grandes preguntas que se siguen formulando los amantes de esta bebida.

De apostar por la primera opción, el hielo, recuerda que has de usar siempre agua mineral embotellada para lograr que su sabor sea lo más neutro posible.

Igualmente, no uses la cubitera que tienes en tu casa. Compra un molde específico para whisky y recuerda mantenerlo en tu congelador siempre apartado del resto de comida que almacenes para evitar la contaminación de sabores.

Las piedras refrigerantes son una invención a tener en cuenta. Consisten en unas piedras de forma esférica, normalmente de granito, que se introducen en el congelador y que se usan en los vasos lowball logrando enfriar la bebida en minutos. La inversión merece la pena ya que las piedras solo tienes que lavarlas tras su uso para que queden perfectas.

Ahora bien, ¿por qué has de dudar entre una opción u otra?

Porque piensas que el hielo puede aguar el whisky y la piedra no. Recuerda que solo conseguirás aguar tu bebida si no tienes en cuenta la medidad exacta de hielo.

En lo que respecta a las piedras refrigerantes, siempre obtendrás el mismo resultado sin preocuparte de los clásicos cubitos. Sin embargo, esta opción es estéticamente más impactante, pero puede resultar menos atractiva para algunos.

De ti depende elegir la opción más adecuada en tu caso particular.

¿Cuáles son los mejores whiskies para prepararlo?

Antes de conocer cuáles son los tipos más recomendables, es importante que sepas que has de evitar usar un whisky con más de 12 años de maduración. La bajada de temperatura provoca la pérdida de los matices gustativos que aporta el paso del tiempo. Puedes apostar mejor por:

  • Un blended. Cualquier bourbon o whisky japonés esconde una serie de sabores solo apreciable a baja temperatura.
  • Una referencia con toques ahumados. Si lo tomas tal cual y no notas demasiado ese regusto a madera, con hielo o piedras refrigerantes no tardarás en apreciarlo.
  • Si quieres nombres más específicos te recomendamos que elijas entre los siguientes. Jameson (Bold, Lively y Round), Bowmore Golf Reef, The Naked Grouse, Kentucky Jack o Kindilan son algunos ejemplos.

Tres recetas infalibles

Tras conocer todo lo que necesitas para ponerte manos a la obra, solo nos queda darte dos recetas para que saques de tu interior el experto en cócteles que llevas dentro.

Con bloque de hielo

Compra un bloque de hielo, corta un trozo y usa un pequeño cincel para ir dándole una forma esférica.

Mientras lo haces, el hielo irá perdiendo algo de temperatura y conseguirás eliminar la capa externa en la que se suelen almacenar aromas o sabores.

Cuando tengas una esfera casi perfecta, colócala en el vaso. Vierte el whisky hasta cubrir unas tres cuartas partes del hielo. Usa una cucharilla de coctelero para levantar y bajar la esfera tres veces.

Mueve el whisky alrededor de la esfera con el mismo utensilio. Deja reposar esta mezcla durante tres minutos antes de degustarla.

Con cubitos de hielo

Llena el vaso, tipo rock glass, de cubitos hielo. Vierte 50 ml. del whisky de tu elección y espera tres minutos. Poco a poco apreciarás cómo se va empañando la zona exterior del vaso y conseguirás abrir el whisky para que emita todos sus aromas. Es importante tener en cuenta el punto del hielo para evitar tomar esta bebida demasiado aguada.

Con piedras refrigerantes

Su éxito dependerá del tipo de congelador que tengas. Recuerda que se sirven en una bandeja con compartimentos para cada piedra y que has de realizar varias pruebas para saber cuál es la temperatura ideal para lograr el resultado arriba indicado. Lo que te aconsejamos es que metas las piedras en el congelador unas 24 horas antes.

Posteriormente, solo tienes que elegir un vaso tipo lowball, colocar en su interior dos piedras y verter 50 ml. de whisky. Es aconsejable esperar unos cinco minutos hasta comprobar que la bebida tiene la temperatura necesaria para apreciar su sabor de la mejor forma posible.

¿Con qué tipo de comida puedes maridar un buen whisky on the rocks?

Whisky maridaje

Lo habitual es servirlo con frutos secos siendo esta la peor alternativa ya que la sal provoca alteraciones en el sabor. Las siguientes alternativas son más adecuadas para acentuar el sabor del whisky que hayas elegido:

  • Sushi o pescado ahumado. En ambos casos, el sabor es casi neutro y tiene un retrogusto que combina a la perfección con el del whisky.
  • Carne asada y ahumada. Es siempre aconsejable no excederse con el uso de salsas que pudieran empañar los sabores.
  • Quesos tipo Cheddar o ahumados. Elige las opciones cremosas para que se produzca una mezcla explosiva en cada bocado.
  • Steak tartar. Es habitual añadirle especias para mejorar su sabor consiguiendo así que las notas de madera del whisky se acentúen de manera natural.
  • Chocolate negro con más de un 70 % de cacao o chocolate artesanal. En el primer caso, puedes atreverte a elegir opciones con chile o con sal, pero no con rellenos de fruta porque el resultado no sería satisfactorio.
  • Frutos secos sin sal. Nos quedamos con alternativas como los anacardos, las avellanas de Brasil, nueces del país o pecanas o cacahuetes.Evitando los alimentos adobados, con salsa picante, con mucha sal o con un sabor demasiado intenso, siempre vas a triunfar y, sobre todo, a poner a prueba la capacidad de tus papilas gustativas.

Una bebida apropiada para todo el año

Whisky maridaje

Lo importante es que no pienses que el whisky on the rocks es una bebida para tomar en la sobremesa o por la tarde cuando llega el buen tiempo. Tomarlo durante todo el año y también como acompañante de las comidas arriba indicadas te permitirá entender el motivo de su éxito en todo el mundo.

No en vano, en países como Japón o Estados Unidos se ha convertido en la bebida estrella de los restaurantes más prestigiosos.

De ti depende comenzar a preparar las recetas arriba descritas, adquirir los accesorios más apropiados y, sobre todo, elegir el mejor whisky que vas a utilizar para sacarle el máximo partido a una bebida que tiene más sabor, maduración, tradición y matices que cualquier otra.

No lo olvides, el whisky puede ser el merecido protagonista de tus próximos momentos de esparcimiento con la mejor compañía.

En su versión on the rocks, de la que ahora conoces todos sus detalles, es siempre una alternativa para convertir cada sorbo en una experiencia gustativa distinta. Anímate a prepararlo en tu casa y disfruta del resultado.

Quizás te interese alguno de estos artículos

Los mejores Whiskys
Los mejores Whiskys en calidad-precio
El mejor whisky japones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba